• Facebook
  • Twitter
Publicado por Liliana Pérez Barajas - - 0 comentarios

Ocaso de la conquista

Para 1547 se ordenó el establecimiento de una Audiencia Real en Santa Fe, organismo que se instaló en abril de 1550. Con la llegada a su sede de los oidores Beltrán de Góngora y Juan López de Galarza. Había comisionado la residencia de Miguel Díaz de Armendáriz y los demás funcionarios locales, sobre la base de que desde España se había ordenado a otro miembro de la Audiencia del Nuevo Reino, Gutiérrez de Mercado.

Pero Mercado murió en la Costa Atlántica; poco después Zorita decidió regresar a Santo Domingo sin haber podido avanzar mucho en su tarea. Quedaba el territorio colombiano bajo el Mando de la Real Audiencia, compuesta por tres oidores: Galarza, Góngora y Francisco Briceño. A esta autoridad quedaban sujetas las gobernaciones de Santa Marta, Cartagena y Popayán, así como el propio Nuevo Reino.

El hecho de que la Audiencia estableciera un organismo judicial permanente en el territorio de la actual Colombia es significativo, pues implicó la sujeción de los gobernantes y adelantados, usualmente surgidos del proceso de conquista, a un grupo de funcionarios entrenados como burócratas en las universidades españolas y con larga experiencia legal.

Por esto, aunque en muchas zonas del país el proceso de la conquista siguiera un ritmo diferente, basada en el saqueo y la apropiación del botín, a la organización de la explotación del indio mediante el control de su trabajo dentro de la institución conocida como encomienda.

La estabilización simultanea de la sociedad, la disminución del agitado ritmo de la época de conquista, la organización de sistemas más burocráticos de autoridad, representados en el establecimiento de la Real Audiencia, en la adopción de legislación protectora del indio, así como en la conformación de un aparato eclesiástico organizado, son todos apenas aspectos concomitantes de la misma modificación.

*Fuente: Fascículo 2 Historia de la Ciencia III Semestre

Leave a Reply